El personaje Multidimensional ¿Cómo crealo?



Una historia no puede existir sin personajes, al igual que un personaje solo puede existir con una historia.

El personaje es la base en la que se sustenta la historia, el eje que mueve el mundo que creamos para dar vida a nuestra imaginación. Si no tengo personaje, no hay historia, y si tengo una historia, estará unida a un personaje que le de vida.


Existen multitud de personajes en una novela: Protagonista, secundarios, extras... Ahora bien, vamos a tratar con esta teoría de formar un personaje multidimensional, dándole mayor tejido narrativo y mayor calidad a nuestro protagonista, secundario...


Generalmente, el personaje multidimensional es aquel sobre el que gira la historia: El Protagonista. Aunque también podemos crear más personajes multidimensionales que tengan un gran peso en la novela: El antagonista, el compañero del protagonista, etc...


Casi todos habremos leído como se crea un personaje: La famosa ficha de personaje, donde escribimos su edad, fisico, rasgos psicológicos,etc... Pero pocos crearemos un personaje multidimensional con esta ficha. Nadie explica qué es eso de la tensión interna necesaria para dotar a nuestro personaje de esa multidimensionalidad.


Vamos a poner un ejemplo:


Estais viendo una película : al principio de la historia, la vida del personaje protagonista se encontrará en una especie de equilibro. Le puede ir estupendamente y ser un tipo rico y atractivo que hace lo que quiere. O le puede ir muy mal, como a Clint Eastwood, un ex-asesino arrepentido, cuya mujer ha muerto dejándole con dos hijos pequeños y una granja de cerdos enfermos en mitad de ninguna parte, entonces habréis tenido más suerte y estáis viendo Sin Perdón, western más que recomendable.


Quizás le vaya regular, tirando a bien, o tirando a mal... No importa eso ahora: es la presentación del personaje protagonista y las cosas le van como le van. Lo importante es que la vida del personaje está en una especie de equilibrio de fuerzas. Y que ese equilibrio no va a durar mucho porque enseguida va a aparecer el Conflicto.


Este conflicto puede ser algo pequeño: un matrimonio burgués encuentra una cinta de vídeo en el felpudo de su casa; horas de un plano fijo de la puerta de entrada, en la impresionante Caché. O puede ser algo de importancia mundial y Frodo tiene que ir a Mordor a destruir el Anillo Único.



El Conflicto es un acontecimiento que saca a nuestro personaje del equilibrio en el que se encuentra y que le afecta a nivel interno (conciencia, emociones, moral…), o personal (el hijo, la amante, el amigo…), o extra personal (el terremoto, el despido, el Estado…). O en todos al tiempo.
Igual que nos pasaría a nosotros ante un conflicto, el personaje concibe un objeto de deseo, algo externo (una novia) o interno (madurar). En definitiva, algo que no tiene o que necesita para retomar su vida alterada por el conflicto. Esto es, lo que llamamos un Súper objetivo Deseo Consciente.


El personaje tiene que estar caracterizado de forma que parezca creíble que es capaz de perseguir su súper objetivo. Por ejemplo: Clint Eastwood podría matar a dos tipos porque era un asesino implacable en Sin Perdón. Espartaco podría matar romanos porque era un gladiador fuerte. Batman podía perseguir malos y usar multitud de artilugios porque era multimillonario y podía permitirse investigar en armamento. etc...

Pongamos un ejemplo muy conocido: Los juegos del hambre.

El conflicto se produce cuando Katniss Everdeen tiene que participar en los juegos del hambre.

El Super Objetivo de Katniss es ganar la edición y poder volver junto a su madre y su hermana.

Bien, ahora que ya tenemos definido el super objetivo, vamos a pasar al deseo subconsciente:

El Deseo Subconsciente se opone enteramente, o en gran medida, al Deseo Consciente. Aunque el personaje no se dé cuenta (por algo es un deseo subconsciente, al menos al principio de la narración) el lector o el espectador lo notarán. Percibirán en el personaje una lucha, una contradicción.

Ejemplo:  Katniss Everdeen se presenta voluntaria para participar en esa edición de Los Juegos del Hambre, evitando así que su hermana fuese a la arena. "Conflicto".

Katniss se propone ganar esa edición de Los Juegos para poder volver a cuidar de su madre y su hermana. "Super Objetivo"

Katniss odia los juegos del hambre, detesta ser una diversión para el capitolio. Además, no es una asesina y no desea matar a  los demás chicos que participarán con ella en la edición. "Deseo Subconsciente"

Con esto, generaremos la tensión interna:

Sin embargo, Katniss deberá matarlos para volver con su familia y poder protegerla. 

El choque entre el super objetivo y el deseo subconsciente generará una tensión interna en nuestro personaje. Ahí tenemos ya la famosa tensión interna, y nosotros tendremos nuestro personaje multidimensional.

Podéis generar más tensión a parte de la que sustentará la trama principal. De esta forma, generareis mayor profundidad.

Por ejemplo: En los juegos del hambre, Katniss debe aparentar estar enamorada de Peeta para conseguir el favor de los patrocinadores.

Super objetivo: Conseguir el favor de los patrocinadores. 

Deseo Subconsciente: No desea que Gale piense que está enamorada de Peeta. Tiene sentimientos extraños por Gale que nos hacen intuir que está enamorada de él.

Tensión: Debe besar a Peeta en público, cuidarle y aparentar que está muy enamorada.

Como Veréis, podéis insertar situaciones (a parte de las de la trama principal) que generen conflicto interno en el personaje, enfrentando un super objetivo con un deseo subconsciente.




Ejercicio Práctico nº1:

Vamos a crear un personaje multidimensional.

Obviaremos el resto de la ficha y solo propondremos dos datos:

Super objetivo.

Deseo Subconsciente.

Luego escribiremos un pequeño parrafo donde nuestro personaje se mostrará en su vida actual (Está en su granja ordeñando ovejas, etc... lo que os apetezca). A continuación, escribiremos la situación que va a producir el conflicto (Un oso con sombrero le pide un poco de leche, etc...). Generad una vida para ese personaje y cread el conflicto. 

Recordad: La resolución exitosa del conflicto, debe estar enfrentada a la deseo subconsciente de vuestro personaje.

Si tenéis una novela en marcha, o una idea para escribir una novela y ya tenéis el personaje principal diseñado, incluidle estos dos datos. 

Idea: Si no tenéis un deseo subconsciente, pensad en su infancia, en algo que pueda generar algo de aprensión a tener que realizar el super objetivo. Así daréis mayor tejido narrativo y profundidad a la obra.

Ejercicio práctico nº2:

Vamos a utilizar el resultado de nuestro primer ejercicio.

Tendremos unos párrafos donde nuestro personaje está actuando con naturalidad, y luego se le presenta un conflicto que le saca de la normalidad. Hay una tensión interna entre super objetivo y deseo subconsciente. 

Ahora, vamos a insertar una segunda situación que genere otro conflicto interno en nuestro personaje. Debe ser una continuación de la historia del primer ejercicio.

Echadle imaginación. Este también es un buen ejercicio para despertar la creatividad.



0 comentarios: